HERNÁN PAGANINI

ARGENTINA

Retrato del Mundo

PROYECTO EN KIOSKO: Retrato del Mundo

En su origen, el cosmos más bello es algo así como un montón de basuras tiradas al azar. Heráclito de Éfeso

Resignificar lo cotidiano, brindando otro tipo de sentido a los objetos y sucesos que nos rodean. Transmutar el concepto de la supuesta diferencia cultural en una herramienta de sentido artístico.

La acción de encontrarse frente al espejo mediante otra cultura como puente. Poder trabajar sobre estas diversas manifestaciones en la construcción de la propia realidad, nutrirme de las similitudes y diferencias culturales entre el país que me vio nacer y habito en relación a aquel que espera fuera de los límites geográficos; abriendo de esta manera la premisa del compartir, no sólo visto como objeto de pertenencia a un determinado contexto, sino también como apertura a la incertidumbre y crecimiento de un gesto mayor, individual y colectivo.

A través de esta posibilidad intento poner en escena la memoria impresa en las cosas, del gesto que se repite y que por lo mismo llena de sentido el presente al volverlo una ceremonia cotidiana. La aceptación de las condiciones de la propia existencia, y en esa aceptación donde nace la posibilidad de valoración de lo incompleto, de lo imperfecto ya no como simple condición, sino como posibilidad estética, de belleza como estado atemporal, y que no podemos abarcar si no es a través de nuestra propia imperfección.

KIOSKO PROJECT: Retrato del mundo
 
In its origin, the most beautiful cosmos is something like a pile of garbage thrown at random. Heraclitus of Ephesus
 
Resignify the everyday, giving another kind of meaning to the objects and events that surround us. Transmute the concept of the supposed cultural difference into a tool of artistic sense.
 
The action of being in front of the mirror through another culture as a bridge. To be able to work on these various manifestations in the construction of reality itself, to nourish myself on the cultural similarities and differences between the country that saw me born and I live in relation to that which waits outside the geographical limits; thus opening the premise of sharing, not only seen as an object of belonging to a certain context, but also as an opening to the uncertainty and growth of a greater, individual and collective gesture.
 
Through this possibility, I try to stage the memory printed on things, of the gesture that is repeated and that therefore fills the present with meaning by turning it into a daily ceremony. The acceptance of the conditions of one's existence, and in that acceptance where the possibility of valuing the incomplete, of the imperfect is born, not as a simple condition, but as an aesthetic possibility, of beauty as a timeless state, and which we cannot cover if it is not through our own imperfection.
 
La obra en el proceso
 
Este proyecto que presento a continuación está en constante desarrollo, transformación y expansión desde hace tres años, aún activo a la fecha. Tuvo su primer materialización concreta dentro de una Residencia en Madrid, España, desde entonces el mismo ya ha viajado conmigo por Buenos Aires, varias provincias en el interior de Argentina, Canadá, Estados Unidos, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Es un proyecto nómade que va tomando diversos tipos de formas dependiendo cuales sean las características formales e informales donde se aplica; de esta manera permite visualizar la transformación y adaptación de esta plataforma en diversos contextos; ya que esta obra tiene un fuerte carácter antropológico-cultural, no sólo interesado profundamente en los individuos que constituyen y le dan personalidad a los pueblos sino también la lectura de los mismos a través de las múltiples capas de información histórica que manifiestan dichos lugares.
 
Los materiales han dejado de ser los oficiales. Todo vale, porque con todo entran en relación directa. La obra es manufactura que les explicará el mundo, la precariedad de la percepción y el sentido de la existencia, los restos míticos, las historias mal contadas. Poesía del bricolaje que habla con las cosas y mediante las cosas. La materia se expresa y el artista escucha con avidez. Todo habla: el agua, el fuego, la tierra, el aire, los materiales que ayudan al hombre a sobrevivir, los fardos de heno, la estopa, el carbón, así como también los modernos, la electricidad, el neón.
 
Resignificar lo cotidiano, brindando otro tipo de sentido a los objetos y sucesos que nos rodean. Transmutar el concepto de la supuesta diferencia cultural en una herramienta de sentido artístico.
 
Propongo como disparador la posibilidad de encontrarme frente al espejo mediante otra cultura como puente. Poder trabajar sobre estas diversas manifestaciones en la construcción de la propia realidad, nutrirme de las similitudes y diferencias culturales entre el país que me vio nacer y actualmente hábito en relación directa a aquel que espera fuera de estos límites geográficos. Abriendo de esta manera la premisa del compartir, no sólo visto como la limitada identificación a un determinado contexto, sino también como apertura a la incertidumbre y crecimiento de un gesto mayor, individual y colectivo.
 
A través de esta posibilidad intento poner en escena la memoria impresa en las cosas, del gesto que se repite y que por lo mismo llena de sentido el presente al volverlo una ceremonia cotidiana. La aceptación de las condiciones de la propia existencia. Y es en esta aceptación donde nace la posibilidad de valoración de lo incompleto, de lo imperfecto ya no como simple condición, sino como posibilidad estética, de belleza como estado atemporal, y que no podemos abarcar si no es a través de nuestra propia imperfección.
 
The work in the process
 
The project that I present here has been in constant development, transformation and expansion for the last three years, still active to date. It was materialized for the first time during a residency in Madrid, Spain, since then it has already traveled with me through Buenos Aires, several provinces within Argentina, Canada, United States, Uruguay, Paraguay and Bolivia. A nomadic project that changes depending on the formal and informal characteristics where it is applied. Thus, it allows to visualize the transformation and adaptation of this platform in different contexts; since this work has a strong anthropological and cultural nature, not only deeply interested in the individuals who constitute and give personality to the collective but also their own reading through the multiple layers of historical information that these places manifest.
 
Materials are no longer official, for everything is in direct relationship. The work is a manufacture that will explain the world, the precariousness of perception and the meaning of existence, the mythical remains, and stories poorly told. Bricolage poetry that talks to things and through things. Matter is expressed and the artist listens avidly. Everything speaks; water, fire, earth, air, materials that help man to survive, hay bales, oakum, coal, as well as modern, electricity, neon.
 
Re-signifying daily life, providing another kind of sense to the objects and events that surround us. To transmute the concept of the alleged cultural difference into a tool of artistic sense.
 
My driving force is the possibility of finding myself facing the mirror through another culture as a bridge. To be able to work on these diverse manifestations in the construction of the own reality, nourish myself of the similarities and cultural differences between my home country, where I currently inhabit, in direct relation to the one that waits outside these geographical limits. Hence, opening the premise of sharing, not only as the limited identification to a given context but also as an opening to the uncertainty and growth of a larger, individual and collective gesture.
 
Through this possibility, I seek to highlight the printed memory in things, the repeated gesture that fills of meaning the present to make it a daily ceremony. The acceptance of the conditions of the own existence that gives rise to the possibility of valuing the incomplete, the imperfection not as a mere condition but as an aesthetic possibility, of beauty as a timeless state, and which we cannot embrace if it is not through our own imperfection.
 
Hernán Paganini
 
Hernán Paganini comenzó sus estudios universitarios dentro de la carrera de Diseño Gráfico (UBA), lugar donde ejerció la docencia durante siete años en la Materia Morfología, Cátedra Enrique Longinotti. Curso el Taller Antiproyecto de Diego Bianchi 2010 y el Taller de Concepto de Daniel Joglar ese mismo año. Fue seleccionado para cursar el Programa de Artistas en la Universidad Torcuato Di Tella, edición 2010-2011 a cargo de Pablo Siquier y en la Beca Conti-Fondo Nacional de la Artes en el 2014; en paralelo trabaja desde hace ocho años en un proyecto de Escuela Taller nómade denominado Viaje en Barco, el cual tiene una finalidad de análisis antropológico en paralelo que se pone en escena la funcionalidad proyectual educativa de una pieza artística, el mismo se ha aplicado en diversas instituciones, en recintos de orden público y privado, tanto a nivel nacional como internacional, entre ellos se destacan las acciones en la Bienal de San Pablo, Brasil dentro de la obra El alma nunca piensa sin imagen de Roberto Jacoby; como así también en el Matadero, Madrid, España; Museo de San Isidro, Buenos Aires, Argentina; Museo Minnicelli, Rio Gallegos, Argentina; Universidad de Arte, Santa Cruz, Bolivia; Universidad de Palermo, Buenos Aires; Universidad de Buenos Aires, entre otros. Su obra ha sido exhibida en galerías y ferias como ArteBa, Buenos Aires; ArtToronto, Canada; ArtonPaper, New York; ArtRio, Brasil; Mini Galerie, Amsterdam, Holanda; Jane Corkin; Toronto, Canada; Fundación ICBC, Buenos Aires; Praxis, Buenos Aires; Praxis, New York; Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires; Palais de Glace; Buenos Aires; Casa de la Cultura; Buenos Aires; Alimentación 30, Madrid; Slyzmud galería, Buenos Aires; Quimera galería, Buenos Aires. Ha sido partícipe de la Residencia El Ranchito, Matadero, Madrid; Kiosko Galería, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia; Residencia Levadura de Maria Acaso, España; Residencia Haroldo Conti, Buenos Aires, Argentina.