BERNARDO ZABALAGA

BOLIVIA

Hace más de trece años que vivo fuera de Bolivia. Este lapso me ha dado una inevitable cualidad de extranjería y, a su vez, ésta me permite tener una mirada que hibrida memoria y una suerte de sorpresa recurrente.

Sobre estas superposiciones he generado imágenes cargadas de contraste.  Hay en mi obra una conexión estética y formal con varios niveles de un “imaginario boliviano”, intensificado por esta ambivalencia de la que hablo. El hecho de que Bolivia se haya transformado de manera vertiginosa en los últimos quince años ha ayudado a acelerar esta sensación de desplazamiento.

Me sorprende cada vez más la repetida heterogeneidad de paisajes, formas y texturas que los mercados populares de Bolivia insisten en preservar. Es como si, por momentos, las lógicas de exposición, secuencia y materialidad de los objetos se desbordasen hacia otros lugares. Todo ese amontonamiento y cacofonía son reflejos de niveles de organización y pensamiento social que me interesa mucho estudiar. Estas amalgamas resultan en una cierta expresividad neo neo barroca: el encuentro forzado y sensual entre varias realidades y temporalidades. Para mí, los mercados son fuente infinita de inspiración y de deleite. En algunos, los pasajes improvisados funcionan como una suerte de hábitat que a veces podría ser una selva o bosque tupido, y a veces, la habitación de alguien. Una vez que estas capas comienzan a comunicarse, nada es simplemente algo en su ambiente aislado. Todo está en un constante juego de aproximación o dilatación.

Es esta extrañeza, esa sensualidad difusa, esa suerte de vibración kitsch que también ha inspirado mi hacer, y que creo que hoy en día podría ser de vital importancia no sólo para profundizar mi sensación de pertenecer y mi potencia creativa, sino también porque me ayudaría a apropiarme de algo que late en el centro de mi búsqueda artística: la elaboración estética de planos de lo invisible y la investigación de lo sensible desde la practica mágico/chamánica.

PROYECTO EN KIOSKO

Inicialmente mi objetivo para la residencia era explorar las diversas lógicas que se hacen presentes en los mercados de la ciudad. Pretendía entender normas de convivencia y dinámicas internas y además formas de exponer, vender, guardar y hacer circular las mercaderías. Entender cómo reproducir ciertas formas expositivas y además crear un pequeño puesto de ventas para productos no convencionales que respondiesen a lógicas más chamánicas o mágicas. A los pocos días de llegar a Bolivia me di cuenta que tenía que animarme a cambiar todas las ideas previas y concentrarme en entender qué se estaba revelando para mí, había algo sobre los cuerpos, lo público y una cierta vitalidad que me interesaba aún más que la idea de crear una instalación. La pregunta más sostenida tiene que ver con una serie de transformaciones sociales, culturales y políticas que está viviendo Bolivia y cómo estos cambios están afectando los cuerpos de las nuevas generaciones. Me impactó ver cuerpos distintos, orgullosos, desenfadados y libres y como éstos hablaban de formas nuevas de habitar el espacio. 
 
KIOSKO PROJECT
 
Initially, my goal for the residency was to explore the diverse logics present in the markets of the city. I pretended to understand the cohabitation rules and internal dynamics, and ways to display, sell, store and make the merchandise circulate. Moreover, understand how to reproduce certain ways to display and make a sales stand for non-conventional products that responded to more shamanic or magic logics. After a few days in Bolivia I realized that I had to encourage myself to change all the previous ideas and concentrate on what was unveiling in front of me, there was something about the bodies, the public and a certain vitality that I was interested in even more than the idea of making an installation. The most relevant question has to do with a series of social, cultural and political transformations happening in Bolivia, and how these changes affect the bodies of the new generations. I was shocked to see different bodies (proud, relaxed and free), and how they spoke of different ways of inhabiting space.
 

Bernardo Zabalaga (Bolivia)

Bernardo Zabalaga, vive en Buenos Aires, es Licenciado en Comunicación Social en la UCB/Bolivia y en Actuación en la Escuela Superior de Teatro e Cinema de Lisboa. Tiene una Maestría en Práctica de Teatro Avanzada en la Central School of Speech and Drama, University of London. 

Sus últimos trabajos fueron en intervención urbana, vídeo-arte, performance, artes visuales y acciones rituales. En 2013 participó de dos exposiciones colectivas una en Rio de Janeiro, “Deus Não Surfa” y otra en Buenos Aires, “Altares”, en la galería Otero. En Abril de 2014 realizó una acción colectiva en Casa do Povo en San Pablo, haciendo una relectura del ritual andino de la Ch’alla, después ésta fue publicada en el periódico Nossa Voz, ese mismo año fue parte de URRA Residencia de Arte en Buenos Aires. En 2105 participó de otra exposición colectiva en Rio de Janeiro, “Coquetel” y de la Bienal de Arte Contextos en Cochabamba. En 2016 trabajó en varios países, entre ellos, España y Suiza dando talleres a artistas, en Chile con talleres de performance, Brasil en la exposición colectiva “Jogos do Sul” y Argentina en la exposición colectiva “Bosquejar Esbozar Proyectar”. 

De manera paralela, a través de su trabajo de Terapeuta Holístico y de la creación de objetos como amuletos y altares, mezcla conceptual y estéticamente diversos ejes de entendimiento del arte, la energía y la espiritualidad. Actualmente realiza una investigación teórico/practica de varias tradiciones ancestrales y sus usos y costumbres rituales.